Els Casals Sagàs - Restaurante y Opiniones


La estrella Michelin de km0

Ver

Información práctica

Reseña del restaurante

Els Casals es una casa de payés que data del siglo XVIII, situada en Sagàs en la comarca del Berguedà, rodeada de un paisaje espectacular y una tranquilidad absoluta. La casa, que también sirve de hotel para aquellos que deseen pasar la noche aquí, cuenta con terraza y piscina.

Cuando uno se aproxima a Els Casals, por ese camino de tierra y esos alrededores, no se tiene ninguna duda de que la materia prima va a ser de gran calidad. Y es que cuentan con su propia granja, La Rovira, a pocos metros de allí, donde crían cerdos y aves de corral. También conrean sus propias verduras y cereales, que después formarán parte del pienso con el que alimentan a sus animales. Sus especialidades: la butifarra, la sobrasada y los tomates. Doy fé de la exquisitez de la butifarra y la sobrasada. No tuve ocasión de probar sus tomates.

“Esto es todo” lo que veréis si miráis los alrededores de Els Casals.

El local

Al local se accede a través de una bonita y reforzada puerta de hierro y cristal. Nos sorprendió entrar y ver el restaurante completamente vacío y las mesas sin preparar. La parte positiva (pensamos entonces) es que parecía que iba a ser una velada íntima y exclusiva. La realidad fue otra y el restaurante se llenó, fue solo que habíamos llegado media hora antes. Yo y mi puntualidad... Al llegar los primeros tuvimos el privilegio de escoger mesa y ésta fue al lado de la ventana, con entrada de luz natural.

La decoración me pareció muy sobria pero elegante, combinando madera (en el techo, ventanas y mobiliario) y piedra en las paredes, que le da ese toque rústico. Realmente me chocó el hecho de no ver platos, ni copas, ni cubiertos en las mesas. Aunque siendo prácticos, siempre te retiran los platos y las copas que hay en la mesa para traerte los adecuados en cada momento, así que un trabajo menos para el servicio. Simplemente creo que si las mesas hubieran estado preparadas el local no me harbía parecido tan frío. Las mesas están separadas por unos “biombos” de madera, para dar un poco más de privacidad a los comensales, detalle que me gustó. Un detalle curioso fue la servilleta que nos trajeron, si no era de 1mx1m, poco le faltaba. A mi padre, que gasta tres servilletas por comida, le iría de perlas.

La comida

En Els Casals se puede comer de carta o de menú. Puedes escoger entre el “Petit Menú” y el menú “La Terra”. Nosotros escogimos el segundo, con maridaje incluido. El menú “La Terra” consta de tres aperitivos, siete platos, pre-postre y dos postres (102€/persona con maridaje).

Los aperitivos

Los tres aperitivos que os muestro a continuación, fueron casados con un cava de Subirats (Penedès) llamado “60x40” por sus porcentajes de uva Chardonnay (60%) y de Xarel·lo (40%).

“Raves de l'hort plantats a taula”. Rábanos enterrados en un cremoso de queso, con una picada de almendras tostadas y aceitunas negras secas. Quizá el plato de mezcla más atrevida y diferente, de sabores inesperados.

“Pell de porc amb pernil de Can Rovira”. Corteza de cerdo con jamón de Can Rovira. Plato 100% de elaboración propia. Sin pretensiones, simple y efectivo.

“Sobrassada de Can Rovira amb rusc de mel i pa amb tomàquet”. Sobrasada de Can Rovira con panal de miel y pan con tomate. Plato 100% de elaboración propia. Un clásico de Els Casals que resiste a las variaciones del menú, que cambia según temporada. Espectacular es mi adjetivo.

Los platos

“Amanida de col a la brasa amb anguila i anxova”. Esta deliciosa ensalada de col braseada con anguila y anchoa, vino acompañada por un vino blanco austríaco de variedad Grüner Veltliner, llamado Nigl. Floral, aromático y muy fresco.

“Xicoia, bacallà i romesco”. Lo que vendría siendo la versión gourmet del “xató” que hacemos en la zona del Garraf. La xicoia es un tipo de escarola salvaje, bacalao y salsa romesco. Esta ensalada la casaron con otro blanco, un Pic de Solergibert, de variedad 100% picapoll.

“Pèsols ofegats amb botifarra del perol i menta”. Guisantes rehogados con butifarra y menta, acompañados todavía de otro blanco más llamado Ilercavonia. Una garnacha de la Terra Alta. Explicaba la etiqueta de este vino, que en época de íberos hubo una tribu llamada “ilercavonis” en la zona donde crece esta uva y de allí la inspiración para bautizarlo.

“Cansalada amb el cosí del julivert”. Tocino de Can Rovira con la versión salvaje del perejil. Acompañado de un Arbois de variedad 100% Savagnin, un vino blanco francés.

“Rossinyol ofegat amb amb llom de truja”. Rossinyol rehogado con cerdo, de Can Rovira obviamente, casado con el primer tinto de la comida. Un Montsant llamado Sindicat La Figuera, de variedad 100% garnacha. Afrutado y fresco. Con una etiqueta muy de los años 70.

“Múrgules amb ou escalfat”. Mi favorito. Casado con Solergibert de Matacans, de variedad merlot 100% de la zona del Pla de Bages.

“Poll amb puré de patates i pebrot del piquillo”. Casado con un tinto muy musical, Acústic de la zona del Montsant. Variedad garnacha 100%

Los postres

Para los postres nos llenamos la copa de Garnacha casera que tienen a granel.

“Gelat de formatge de cabra amb sorbet de ruibarba, culis i crumble” y “Flan amb cordó de llimona i crema muntada”.

“Carquinyoli i xocolata amb taronja”. Para rematar este menú degustación, Carquiñoli y chocolate con naranja. Tradicional y exquisito.

El servicio

El servicio simplemente correcto, sin postureos. Entre un señor “mayor” y una chica joven, manejaron la sala entera. Muy amables y cercanos te explican cada plato con ilusión y sin pomposidades, así de sencillo. Si eres curioso y preguntas, te explican como si fueras de la familia.

El precio

Es salir de Barcelona y los precios bajan en picado. Hay estrellas Michelin en Barcelona que cuestan el doble y después hay que sumarle el maridaje. Aquí tenéis una con un producto de excelente calidad, por la mitad de lo que te puede salir un menú degustación de estrella en Barcelona. Así que, excelente precio-calidad. Sin discusión alguna.

Menú Terra - 78€/persona, 102€/persona con maridaje
Petit Menú - 64€/persona, 85€/persona con maridaje

Nuestra opinión

Lo mejor...
La ubicación y la materia prima.

A mejorar...
Sinceramente, no puedo deciros nada malo. Lo de que las mesas no estén preparadas son detalles sin importancia. Lo principal en estos sitios es la comida.

Si nunca has estado en un restaurante de estrella michelin, te va a encantar.

Si ya has estado en otros, como era mi caso, no encontrarás esa cocina moderna, de mezclas imposibles, explosiones de sabor, ni esferificaciones. Pero encontrarás un producto de primera calidad, platos tradicionales catalanes deliciosos, un trato cercano y amable y una relación calidad-precio excelente.

Quiero compartir una anécdota. Mi pareja me regaló esta comida por mi cumpleaños. Mi chico es muy de ciencias y no podía escoger un restaurante al azar sino que tenía que hacer números y basar su decisión en ellos. Se abrió un Excel, se hizo una lista de TODOS los restaurantes con estrella Michelin de Catalunya 2018, con su número de estrellas, con su ubicación, con sus precios de Menús y Maridajes, con sus puntuaciones en Google Maps y se leyó las opiniones de los usuarios. Sorprendentemente Els Casals es el que tiene la nota más alta en Google Maps y las mejores opiniones de los comensales que han pasado por aquí, además de una relación calidad-precio excelente. Y así es como terminamos en Els Casals! :)

Ubicación

Comparte este post

Quizás podría interesarte...

Sobre mí


Txell

¡Hola! Soy Txell, viajera a tiempo parcial y amante del buen comer a jornada completa, y quiero compartir contigo mis experiencias a través de guías de viaje y reseñas de restaurantes.