La mejor finca cafetera que visitar en Salento


El corazón de Colombia huele a café

Ver

¿Cómo elegir la mejor finca cafetera?

Elegir qué finca cafetera visitar en el Eje Cafetero, es tan difícil como elegir qué bodega visitar en zonas productoras de vino. Hay muchísimas y cada una tiene su encanto, por lo que hay que guiarse por lo que a uno le interese (finca grande, familiar, producción sostenible, etc.), por lo que dice la gente que ya ha estado allí antes, por lo que a uno le entre por los ojos o por lo que uno lea en TripAdvisor, que en Colombia es lo que más se usa.

Nosotros nos decidimos por la Finca El Ocaso, por varias razones: porque estaba cerca de nuestro alojamiento (y en Colombia uno se lo piensa dos veces antes de meterse en la carretera), porque es la que nuestro hostel nos recomendaba, porque de las que vimos alrededor, ésta era la que tenía la web más cuidada, la que nos pareció más bonita por las fotos y además estaba bien posicionada en TripAdvisor. Sinceramente fue todo un acierto y la recomiendo al 100%.

También nos llamaron la atención las siguientes haciendas, pero nos quedaban lejos de Salento:

¿Cómo llegar a las haciendas cafeteras?

Hay una gran variedad de fincas cafeteras que se encuentran a un radio de 5km desde Salento. Existen básicamente dos formas de llegar a las fincas: en coche (Willys) o a pie.

En Willys
El transporte estrella en Salento son los Jeep Willys. Siempre hay Willys en la plaza del pueblo (Plaza de Bolívar), delante del supermercado Supercocora, que van y vienen de los alrededores de Salento. Hay un pequeño quiosco de madera donde se compran los tickets.

El trayecto cuesta diferente dependiendo de dónde uno vaya. Hay que indicarle al conductor el destino y éste te juntará en un coche con otros pasajeros que vayan cerca o al mismo destino que tú. En nuestro caso, la ida y vuelta a la Finca El Ocaso nos costó 6000 COP por persona y el trayecto duraba unos 20 minutos.

Para aprovechar los viajes al máximo, los Willys van llenos hasta los topes, con lo que uno puede hasta ir de pie en la parrilla de atrás del Jeep. ¡Y es una experiencia que sin duda tienes que probar!

A pie
Si no tienes prisa y no te importa caminar, es una buena forma de empezar el día. En nuestro caso, la Finca El Ocaso se encuentra a 5km del centro de Salento, lo que supone un paseo de 1 hora. Hay otras fincas más cercanas, a 2 y 3km. A la vuelta puedes coger igualmente un Willys, ya que pasan por todas las fincas a dejar y recoger gente. Se le paga el trayecto al mismo conductor y te deja de nuevo en la Plaza Bolívar de Salento.

Mapa de cómo llegar a la Finca El Ocaso desde Salento a pie:

Tour por una hacienda cafetera: Finca El Ocaso

La Finca El Ocaso cuenta con una hacienda tradicional cafetera preciosa, pintada de blanco y rojo, que crea un contraste perfecto con el verde de sus alrededores. Tiene unas vistas espectaculares y un ambiente muy relajante entre el murmullo del río Quindío y el canto de las diferentes aves que revolotean alrededor. Son propietarios de varias hectáreas de plantación de Arábica y Robusta, que recogen a mano y terminan empaquetando con su propia marca, después de un proceso sorprendentemente sencillo y casi manual.

Ofrecen dos tipos de tours:

  • Coffee Tour Tradicional: de 1h y media de duración, con un precio de 15.000 COP por persona (precio 2018), lo realizan a las 10:00h y a las 15:00h en español y casi cada hora en inglés. Incluye la cata de una taza de café.
  • Coffee Tour Premium: de 3h de duración, cuesta 65.000 COP por persona (precio 2018), lo realizan solamente 2 veces al día, 1 en español (9:00h) y otra en inglés (14:00h). Incluye un taller/cata de diferentes tipos de café.

Nosotros escogimos el tour básico, ya que el Premium nos pareció muy subido de precio simplemente por añadir un par de explicaciones más y hacer un taller de café. Lo que nos interesaba más que nada era conocer la plantación y cuál es el proceso por el que pasa el café, desde la planta hasta la taza. Tuvimos a Andrés como guía, un chaval joven, con energía y ganas de explicarte las cosas. ¡Y además tuvimos la suerte de ser los únicos españoles en el tour! Son las ventajas de viajar en temporada baja.

Antes que nada nos atamos a la cintura una cestita de mimbre que, más tarde, usaríamos para poner las cerezas de café recolectadas. Andrés nos mostró las plantaciones de café, nos explicó cómo han creado el ecosistema que hoy tienen, con más de 90 especies de aves y 56 variedades de árboles.

Nos mostró la planta de compostaje y cómo aprovechan para abono casi todo lo que cae al suelo de la plantación. Aprendimos cómo se separan las cerezas de los granos de café, y cómo se procesan para obtener los diferentes tipos de grano, desde la pasilla hasta la almendra, que así es como se exporta al resto del mundo. La mayor sorpresa: el café es de color blanco y de sabor dulce!

Finalmente, Andrés nos preparó una taza de café riquísimo, recién molido, con las cantidades de café y agua exactas y filtrado con mucho cariño.

Ocaso Coffee House

La finca cuenta también con la cafetería Ocaso Coffee House, donde se puede degustar un buen café en un marco incomparable. Tiene un balcón con unas vistas espectaculares y si te quedas suficiente rato los colibríes se acercan a beber de los bebederos. Es una postal preciosa!

Aquí os dejo un vídeo sobre la Finca El Ocaso, por si os entra mejor por los ojos:

Comparte este post

Otros artículos que podrían interesarte...

Sobre mí


Txell

¡Hola! Soy Txell, viajera a tiempo parcial y amante del buen comer a jornada completa, y quiero compartir contigo mis experiencias a través de guías de viaje y reseñas de restaurantes.