15 mejores cosas que ver y hacer en Canggu


Un oasis repleto de comodidades occidentales

Ver

Si has llegado hasta aquí es porque te interesa saber qué se cuece en Canggu. Has escogido bien. Canggu es un oasis dentro de Bali repleto de comodidades occidentales.

Es moderno, hipster, paraíso foodie, rincón de nómadas digitales y surfers, repleto de coworkings, spas, tiendas de ropa de diseño y restaurantes healthy con un diseño de interiores de premio. A continuación te cuento las mejores cosas que ver y hacer en Canggu durante tu estancia.

A pocos kilómetros del bullicio de Kuta o Seminyak, el ambiente de Canggu es mucho más bohemio y relajado, con una actitud joven y saludable. En Canggu no es que haya puntos de interés muy destacables, sino que es más bien un destino para los que quieren hacer un parón o descanso en un viaje largo. Aunque a la vez, tiene un sinfín de actividades y experiencias que no te puedes perder.

1. Descansa en sus playas

Es cierto que las playas de Canggu no son las paradisíacas playas de agua cristalina con las que solemos soñar, pero sus playas de arena volcánica sí son las más tranquilas de esta zona de Bali, lejos de los agobios de Kuta o Seminyak.

Alquila una tumbona o trae tu propia toalla, hazte con un coco bien frío o una cerveza helada y disfruta viendo a los surferos principiantes caer de sus tablas en Batu Bolong Beach, o recréate con las filigranas de los más profesionales en Echo Beach. Paséate a lo largo de Berawa Beach hasta llegar a Finns Club.

Cuidado a la hora de remojarte, en las playas de Canggu hay muchas corrientes y fuerte oleaje, con lo que quédate siempre donde los pies te toquen al suelo.

2. Atrévete con el surf

Canggu es el pueblo surfer por excelencia. Cientos de australianos se han asentado en este tranquilo y económico rincón de Bali para disfrutar de sus olas, que parece que son buenas. Sin duda una de las cosas que hacer en Canggu es tomar una clase de surf.

Batu Bolong Beach es la playa para los surferos principiantes. Si te paseas por la orilla de esta playa, irás oyendo voces de “hello my friend, surf lesson”. Verás a 4 chavales sentados alrededor de varias tablas de surf que te ofrecen clases por un precio bastante más razonable de los que te pueden ofrecer las escuelas de surf oficiales. El precio ronda los 500.000 IDR por 2 horas de clase privada, 400.000 IDR por una clase en grupo, frente a los 900.000 IDR que podría costarte con una escuela.

Total, si es la primera vez en la vida que surfeas, tampoco hace falta dejarse la pasta para aprender los 4 movimientos básicos para intentar mantenerse en pie sobre la tabla un par de veces antes que termine la sesión.

¡Acepta la oferta y atrévete con las olas de Canggu!

3. Tómate una Bintang viendo la puesta de sol

El mejor momento del día. Acércate a la playa de Batu Bolong o Echo Beach y ponte cómodo para la puesta de sol. Cada día diferente, cada día especial, cada día entretenida. Con música en directo, con surfers desafiando olas, perretes callejeros peleando por su territorio en la playa, postureo instagrammer ¡y hasta con temblores sísmicos!

A modo low cost puedes acomodarte en uno de los puffs dispuestos en la playa y pedirte un coco fresco o una Bintang helada. También puedes comprar una mazorca asada para acompañarlo.

Si estás en plan cita, ganarás puntos si contemplas el atardecer desde uno de los espectaculares bares-terraza como son The Lawn o La Brisa.

4. Come Nasi Goreng en un Warung

Dos términos muy Indonesios que conocerás en Canggu: Nasi Goreng y Warung.

Se le llama Warung a los pequeños negocios o restaurantes locales donde venden comida y normalmente en un Warung venden Nasi Goreng.

El Nasi Goreng es uno de los platos estrella de Indonesia. Consiste en un plato de arroz frito al que puedes añadir un sinfín de acompañamientos tanto de carne, verduras, huevo, etc. Muchas veces lo cobran a peso y es uno de los platos más económicos que puedes comer en Canggu y por todo Indonesia en general.

Normalmente los warung disponen de una vitrina con todos los complementos que puedes añadir al arroz. Los cocinan por la mañana y los venden durante el día, y solamente los cocinan de nuevo si se les termina. Con esto quiero decir que todo está frío, a excepción del arroz que te lo ponen caliente. Si no te gusta comer frío, la gracia está en mezclar todos los ingredientes con el arroz, evitando así comerlo frío del todo.

Te aconsejo tres warungs a los que fuimos a menudo. Sales rodando por 2€/persona:

5. Explora los alrededores de Canggu en moto

Quizá lo peor de Canggu sea su falta de arcenes y aceras en las calles, haciendo casi imposible pasear y descubrir sus alrededores a pie. A la que te sales de las 3 calles comerciales principales, no eres nadie sin una scooter. Intentamos explorar los alrededores de Canggu a pie y fue imposible, así que no tardamos en alquilar una moto, ¡nos cambió la vida!

También te aviso de que si nunca has conducido una scooter, quizá Canggu no sería el mejor lugar donde iniciarse. Para empezar conducen por la izquierda, apenas hay Stops y semáforos, la gente se incorpora sin mirar y es bastante locura. Al final, no sabes muy bien cómo, todo fluye.

Si con todo esto te atreves con la moto, no te arrepentirás. Aléjate un poco del centro de Canggu, te sorprenderá descubrir campos de arroz, lujosas villas, pequeños templos, campesinos cultivando y una paz y tranquilidad que hoy en día es casi imposible encontrar en Kuta, Seminyak e incluso Ubud.

Puedes alquilar motos por 80.000 IDR al día y llenar el depósito no te costará más de 30.000 IDR. Si alquilas motos por un tiempo más largo (semanas) el precio puede bajar hasta 70.000 IDR al día, siempre dependiendo del modelo y la potencia de la moto.

6. Acércate al Templo de Tanah Lot

Uno de los must en Bali y que quedan muy cerquita de Canggu, es el Templo de Tanah Lot. A tan solo 10km al noroeste de Canggu, es un trayecto de 30 minutos en moto, que te dará la oportunidad de descubrir los alrededores de Canggu y experimentar la locura que es conducir por allí.

A tu llegada te hacen pagar 3.000 IDR por estacionar la moto y 5.000 IDR si vienes en coche. El acceso al recinto del templo cuesta 60.000 IDR por persona. La mayoría de gente lo visita al atardecer, cuando cae el sol, pero también es cuando más masificado está. Por la mañana también tiene su encanto y si la marea está baja puedes llegar muy cerca del templo.

Muchas veces te encuentras colegios enteros de excursión, que viene a practicar inglés con los turistas, así que no te extrañes si de repente te rodean 20 estudiantes indonesias y te hacen una entrevista.

El mejor lugar para ver la puesta de sol es desde los garitos que hay sobre el acantilado. Nosotros lo hicimos desde el Sunset Corner, con un coco y una Bintang bien fresquitos.

7. Regálate un masaje

En Canggu, como en cualquier lugar de Asia, te puedes deleitar con uno de sus masajes balineses. En el centro de Canggu dispones de lujosos Spa como los que te podrías encontrar en Europa, eso sí, el precio también es europeo:

Si tu presupuesto es más ajustado no hace falta ni que busques. Caminando por las calles de Canggu o incluso tumbado en la playa oirás más de una vez la frase “massage please”. Pregunta el precio, regatea un poco si hace falta y disfruta de un masaje balinés.

8. Visita el mercado local

Si quieres ver una cara más local de Canggu, te aconsejo que visites el mercado de Pasar Semat Sari. Aquí es donde los balineses empiezan su día. Encontraréis frutas, verduras, ropa y todo tipo de accesorios a muy buen precio.

Otro de los mercadillo que podéis visitar es Samadi Sunday Market, aunque éste ya está más enfocado al turista. Lo ponen cada domingo de 9:00h a 14:00 en la calle Padang Linjong 39. Es un mercadillo modernillo donde venden productos orgánicos, ropa y artesanías.

9. Vive la Danza Balinesa

Cada jueves a las 19:30h en el Hotel Tugu Bali hacen un espectáculo de Danza Balinesa. Es un precioso hotel de 5 estrellas que se encuentra casi al final de la calle Pantai Batu Bolong, muy cerca de la playa.

El hotel, de arquitectura típica balinesa, tiene un comedor bastante espectacular, con un escenario central y techos altísimos. Está decorado con antigüedades y arte balinés que a la vez hace de museo.

La entrada al espectáculo es gratuita, pero a cambio tienes que cenar allí. Qué mejor momento para degustar la gastronomía balinesa. El precio no es excesivamente caro si lo comparamos con precios europeos, pero obviamente no es barato. La cena de 2 personas nos costó unos 450.000 IDR sin postres.

Lo podéis reservar en el propio hotel o llamando o escribiendo un correo electrónico.

10. Alójate en una de sus maravillosas Villas

Canggu es característico por su oferta de alojamiento en maravillosas villas con infinity pool. Las puedes encontrar de todos los precios y de todo los tamaños, tanto espectaculares villas privadas, como bungalows individuales dispuestos alrededor de una piscina comunitaria.

En cualquier caso y sea cual sea el presupuesto, no dejes de concederte el placer, ni que sea por una noche, de disfrutar de una de estas mara”villas” y de tomar un desayuno flotante.

Si os queréis pegar un homenaje buscar un poco por AirBnb o Booking y aplicar el filtro de Villas Privadas.

11. Sal de fiesta en sus exclusivos clubes

No definiría Canggu como un destino de fiesta, de hecho si no la buscas te aseguro que no la encuentras. Pero para los que sí os va un poco la marcha, deciros que no os quedaréis con las ganas, todo lo contrario. En Canggu encontraréis unos espectaculares clubes nocturnos donde cada año pinchan DJ’s reconocidos a nivel internacional.

En la zona de Batu Bolong Beach tenéis el mítico Old Man’s. Restaurante y bar de copas con música en directo casi a diario, donde los surferos terminan su día y donde normalmente la fiesta se alarga hasta que sale el sol.

En la zona de Echo Beach encontraréis bares más sofisticados a primera línea de mar, donde ver increíbles atardeceres mientras tomas algo, cenas y te acabas pasando a las copas. La Brisa o The Lawn The Lawn son dos de los más populares.

En Berawa Beach encontraréis los clubes nocturnos más exclusivos como Café del Mar Café del Mar, Finns Club o Vue Beach Club. Finns Club me parece una auténtica locura. Cuenta con 4 piscinas, 9 barras, 6 restaurantes, conciertos en directo, DJ’s a diario y surf nocturno. Con este enunciado la fiesta está asegurada.

12. Aliméntate en sus modernos locales

En Canggu está muy presente el rollo healthy, comida orgánica, por lo que lo vegetarianos, veganos y demás no tendréis ningún problema en cuanto al comer se refiere.

Hay restaurantes de todo tipo, mexicanos, italianos, griegos, japoneses, brunch, tapas, poke bowls y todo en unos locales espectaculares con un diseño de interiores digno de admirar. A continuación te dejo una pequeña lista con un poco de todos:

  • Brunch: Alter Ego, District Canggu, Beach Garden - Organic Kitchen, The Loft, The Slow.
  • Japonesa: Ji, Indigo, KOI.
  • Vegetariana: Sensorium, I Am Vegan Babe.
  • Italiana: Da Romeo, Bottega Italiana.
  • Tapas sofisticadas: Mason.
  • Pescado: Fishbone Local, Moana.
  • Griega: Santorini Greek Restaurant.
  • Mediterránea: Two Moods.
  • Taiwanesa: Xia House.

13. Vete de compras

En Canggu no encontrarás Zara, ni Mango, ni Bershka, ni H&M, ni Pull&Bear. En Canggu encontrarás decenas de tiendas únicas, con marcas independientes y diseños exclusivos de jóvenes emprendedores. Piezas de joyería hechas a mano, delicadas cerámicas, tablas de surf a demanda y piezas de ropa únicas de cosecha propia.

Sin querer llegar a un público de masas, Canggu quiere mantenerse fiel a su bohemio estilo y eso me encanta. Descubrirás decenas de tiendecillas súper cucas, con ropa de diseño: Magali Pascal, Erika Peña, Wanderlust, Les.Basics, Berawa Luxe, Lila Lane, Milk and Roses, Lily Jean, Vintage Century… Por otro lado, como buen pueblo surfer que es, sí encontrarás primeras marcas como Billabong, Moon Rocks, Quicksilver, Roxy, Rip Curl o Nixon.

No dejes de visitar Deus Ex Machina, en parte tienda, en parte restaurante, en parte bar con música en directo. Una pasada de local.

14. Practica Yoga

Quizá Ubud es conocido como la meca del Yoga dentro de Bali, pero con el público que tiene Canggu tampoco podían faltar centros donde practicar esta sana actividad.

Samadi Bali y The Practice unos de los más recomendables.

15. Busca el arte callejero

Canggu tiene arte callejero escondido por todo el pueblo. No es muy visible, pero está. Si eres curioso y te interesa el tema, sal un día a cazar paredes pintadas.

Bonus: súmate al turismo responsable

He visto que cada vez más locales de primera de línea de mar de Canggu, organizan eventos semanales para limpiar sus playas. Me parece una súper iniciativa impulsada por Ocean Mimics y donde Eco Bali Recycle toma el papel de reciclar los desechos.

En días de la semana diferentes, 1 hora al día es suficiente para que entre varios negocios mantengan limpias las playas de Canggu.

Estoy segura de que no son los únicos que realizan este tipo de actividades.

Comparte este post

Otros artículos que podrían interesarte...

Sobre mí


Txell

¡Hola! Soy Txell, viajera a tiempo parcial y amante del buen comer a jornada completa, y quiero compartir contigo mis experiencias a través de guías de viaje y reseñas de restaurantes.