11 mejores cosas que ver en Pittsburgh (Pennsylvania)

Guías » Estados Unidos » Pittsburgh » 11 mejores cosas que ver en Pittsburgh (Pennsylvania)

En este artículo te voy a contar algunas de las mejores cosas que ver en Pittsburgh (Pennsylvania), la conocida «Ciudad de Hierro». Un interesante destino el cual ha hecho grandes contribuciones al arte pop, al deporte y a la gastronomía.

A los amantes del deporte, deciros que Pittsburgh cuenta con equipo de béisbol en la MLB, con equipo de fútbol americano en la NFL y con equipo de hoquei en la NHL. A los foodies, deciros que la ciudad que inventó Heinz Ketchup no defraudará vuestro paladar. Y a los amantes del arte pop, decir que Pittsburgh cuenta con el museo de Andy Warhol más grande del país.

1. Disfruta del béisbol con los Pittsburgh Pirates

Estadio de béisbol PNC Park, sede local de los Pittsburgh Pirates

Si visitas la ciudad entre mayo y septiembre, acércate al PNC Park, el estadio donde los Pittsburgh Pirates disputan sus partidos como locales. Con 5 campeonatos de la Serie Mundial y 9 de la NL (Liga Nacional), merece la pena verlos en acción.

Y no importa si no entiendes nada de lo que está pasando en el terreno de juego, pues la diversión está asegurada en el ambiente de la gradería. Familias enteras animan y defienden sus colores, mientras las mascotas oficiales, Buccaneer el pirata y Pirate Parrot el loro animan el cotarro.

2. Toma el brunch en Pamela’s Diner

Si eres de esos que se te pegan las sábanas en fin de semana y te encanta la atmósfera que rodea al brunch, en Pittsburgh no hay discusión, tienes que visitar Pamela’s Diner. Una apreciada cadena local que abrió su primer establecimiento en Squirrel Hill en 1979.

Según sus habitantes Pamela’s es el «panteón de los crepes», así que no te olvides de pedir un crepe o las otras especialidades de la casa como las Patatas Lyonnaise o las tortillas. Prepara billetes porque ¡solo se puede pagar en efectivo!

  • Horario:
    • lunes-sábado de 7:30h-15:30h.
    • domingo de 8:00h-15:00h.

3. Visita el Museo de Andy Warhol

Museo de Andy Warhol en Pittsburgh, Pennsylvania

¿Sabías que Andy Warhol nació en Pittsburgh? Y como no podía ser de otra forma, la ciudad que lo vio crecer, le ha dedicado el museo más grande que jamás se le ha dedicado a un solo artista. En el Museo de Andy Warhol encontrarás una gran exposición permanente con gran parte de su legado artístico.

El precio de la entrada te da acceso a todas las exposiciones del museo tanto permanentes como temporales, proyección de películas, charlas y a The Factory, un taller en el que tú mismo puedes ser el artista. Sin duda, uno de los imprescindibles que ver en Pittsburgh durante tu visita.

Si puedes, visítalo en viernes ¡pues la entrada sale a mitad de precio!

  • Horario:
    • consultar la web oficial del museo.
  • Precio:
    • Adultos: $20.
    • Niños (3-18), jubilados y estudiantes: $10.

4. Phipps Conservatory & Botanical Gardens

Phipps Conservatory & Botanical Gardens en Pittsburgh

Ubicado en Schenley Park se encuentra el Jardín Botánico y Conservatorio Phipps. Uno de sus mayores atractivos es el propio invernadero, una espectacular estructura de hierro y cristal de estilo victoriano, obra maestra de los conocidos constructores americanos Lord & Burnham.

En su interior, además de su impresionante flora como orquídeas, destacan 13 espacios diferentes con varios estilos de jardines, plantas y árboles frutales. También cuenta con varios jardines de exterior, como un Jardín Japonés o un Jardín Acuático entre otros. Y a todo esto hay que sumarle decenas de mariposas que revolotean por los invernaderos.

  • Horario:
    • sábado-jueves de 9:30h-17:00h.
    • viernes de 9:30h-22:00h.
  • Precio:
    • Adulto: $20.
    • Jubilados y estudiantes: $18.
    • Niños (2-18): $12.

5. Pasea por Schenley Park

Schenley Park es uno de los pulmones verdes de Pittsburgh. Ubicado en el corazón del barrio de Oakland encontrarás un precioso espacio verde de casi 2 kilómetros cuadrados de caminos, bosques y otras atracciones. Ideal para deportistas y para gente que disfruta de actividades al exterior.

Rutas en bici, a pie, redes de volleyball, zonas de juego para los más peques, un campo de golf y hasta una pista de patinaje, las opciones son bien amplias. En el parque también se encuentran el Jardín Botánico Phipps y una cafetería en el centro de visitantes.

A lo largo del año el parque alberga varios eventos, entre los más populares una concentración de coches clásicos, el Vintage Grand Prix.

  • Horario: a diario de 6:00h a 23:00h.

6. Sube al histórico Funicular de Duquesne

¡Y aquí otro imprescindible que ver en Pittsburgh! No encontrarás mejor vista sobre el centro de la ciudad de Pittsburgh, y de sus múltiples puentes, que desde lo alto del Duquesne Incline. Un funicular de madera restaurado, que data del año 1854.

Al llegar al punto más alto, camina 3 minutos hacia la derecha por Grandview Avenue en búsqueda del mirador. Sabrás cuándo has llegado, obviamente por las vistas y por una escultura de George Washington que verás en la acera. Intenta no ir en fin de semana, pues se suelen formar colas para subir al mirador.

  • Horario:
    • lunes-sábado de 5:30h-00:30h.
    • domingo y festivos: 7:00h-00:30h.

7. Satisfaz tu apetito en Strip District

Strip District es uno de los barrios más dinámicos de Pittsburgh. Está ubicado cruzando el puente Sixteenth Street Bridge, frente al río Allegheny. Lo que antiguamente fuera un polígono industrial, es hoy una próspera zona de restaurantes, mercados y tiendas. Sus antiguas fábricas albergan ahora modernos locales de restauración, cafeterías y cervecerías.

Prueba los sándwiches de Primanti Bros., abierto loas 24h, el brunch del mítico Pamela’s Diner o el marisco de Luke Wholey’s Wild Alaskan Grille.

8. Degusta cerveza artesana en una iglesia

En cualquier lugar del mundo no sería muy católico tomarse una pinta de cerveza dentro de una iglesia, pero en Pittsburgh es de lo más normal. The Church Brew Works se trata literalmente de una iglesia que se transformó en una cervecería. Los bancos de la iglesia se han convertido en sillas y mesas donde los devotos del zumo de cebada degustan su oro celestial.

Aunque lo más espectacular de la iglesia es quizá su altar, ni rastro de Jesucristo y en su lugar… la fábrica de cerveza allí instalada, como un dios al que adorar. Sin duda el lugar merece una visita.

  • Horario:
    • domingo-jueves de 11:30h-21:30h.
    • viernes-sábado de 11:30h-23:00h.

9. Cruza los múltiples puentes de Pittsburgh

Puentes de Pittsburgh

Pittsburgh es también conocida como «City of Bridges» (Ciudad de Puentes) y no hace falta ser muy listo para descubrir por qué. La ciudad cuenta con más de 20 puentes que cruzan sobre los ríos Ohio, Allegheny y Monongahela a lo largo de sus recorridos a través de la ciudad. No sé por qué, curiosamente muchos de ellos están pintados de color amarillo.

Los más destacados son el Puente de Andy Warhol, también conocido como Seventh Street Bridge, el Puente de Roberto Clemente y el Puente de Rachel Carson. Son tres puentes suspendidos, prácticamente idénticos y paralelos, conocidos como The Three Sisters.

10. La Catedral del Aprendizaje

Cathedral of Learning, popularmente conocida como «Cathy», se trata del edificio central del campus de la Universidad de Pittsburgh. Es un mastodonte de 163 metros de altura, de estilo gótico con influencias del art déco y es característico, precisamente, por ser uno de los edificio dedicados a la educación más altos del mundo.

Mézclate con los estudiantes en el césped del campus y simplemente relájate y absorbe todo el conocimiento que rodea el lugar.

11. Centro Histórico del Senador John Heinz

Museo del Senador John Heinz

Seguro que alguna vez has probado el ketchup Heinz, ¿pero sabías que es un producto nacido en Pittsburgh? Y aunque mucha gente asocia Heinz con ketchup principalmente, esta empresa que empezó produciendo rábanos picantes, hoy comercializa más de 5.700 productos diferentes.

Heinz, famosa por su lema «57 variedades» de salsa, entre los productos más famosos reconocerás la salsa número 57, que es precisamente el ketchup y las latas de habas negras, plasmadas en el arte pop de Andy Warhol.

Sus creativas y originales campañas publicitarias son también dignas de estudio y por supuesto tienen una sección en el museo. En el Centro de Historia del Museo de John Heinz aprenderás todo sobre el origen y evolución de esta empresa familiar, creada en 1869 por inmigrantes alemanes.

  • Horario: el Centro de Historia abre a diario de 10:00h a 17:00h.
  • Precio:
    • Adultos: $18.
    • Estudiantes y niños (6-17 años): $9.

Mapa de las mejores cosas que ver y hacer en Pittsburgh

Comparte este post

Artículos Relacionados